El mercado de vehículos de trabajo en Méxíco se ha incrementado bastante. Hoy en día es posible tener uno de pequeñas dimensiones y con un manejo y confort muy similares al de un coche.

Dentro del mercado nacional de autos de transporte se han desarrollado, bajo los modelos de los subcompactos, las ya conocidas pick-ups Pointer, de Volkswagen, y Chevy, de General Motors. Y para sumarse a esta competencia, Ford presenta la nueva Courier que, aunque forma parte de un proyecto global, es específicamente en Brasil y toda la región Mercosur donde se concentra el mayor comercio mundial de estas camionetas compactas. Este vehículo se produce en las modernas instalaciones del Conjunto Industrial de Sao Bernardo da Campo, en Sao Paulo, Brasil.

La Ford Courier es un concepto enteramente nuevo en el mercado mexicano, y es el más avanzado en su categoría. Está proyectado especialmente para satisfacer las aplicaciones múltiples del segmento de pick-ups compactas, ya que ofrece la agilidad exigida por el movimiento de transporte en centros urbanos y, al mismo tiempo, es absolutamente resistente para el trabajo pesado en zonas rurales.

La Courier incorpora un moderno conjunto mecánico que proporciona una alta respuesta a la dirección, una estructura robusta pa-ra superar las aplicaciones severas, y una cabina de amplio confort. La caja de carga es la mayor área útil del segmento, debido a sus dimensiones superiores, tanto en anchura como en longitud.

Asimismo, la camioneta de Ford cuenta con el más alto nivel de seguridad en el mercado. Posee motor Zetec-ROCAM 1.6 L, delan-tero, transversal con cuatro cilindros en línea. La carrocería es monobloque, proyectada por computadora, con placas de acero estampado soldadas de manera unitaria, estructura de seguridad diferenciada, extremidades deformables y con absorción de energía, barras de protección en las puertas contra colisiones laterales y “célula de supervivencia”, formada por refuerzos en las columnas, en el piso y en la división entre el compartimento del motor y el habitáculo.

La línea de la Chevy pick-up se sigue viendo vigente a pesar de que las defensas son de color negro, Por su parte, la Volkswagen Pointer pick-up ha sufrido un rediseño exterior e interior que la hace seguir vigente dentro de su segmento, por lo que está preparada para la competencia que significa la Ford Courier.

La Pointer pick-up cuenta con nuevo diseño de calaveras, la parte delantera es diferente y más moderna. En las orillas de la caja lleva unos anclajes que sirven para sujetar bien la carga y así se pueda transportar más seguro. La antena cambió de sitio: en lugar de estar en el parabrisas, ahora se ubica en la parte superior de la cabina. En el interior se transformó completa-mente el tablero, por lo que luce muy bien y de mejor calidad. Trae motor 1.8 litros de 4 cilindros, capaz de desarrollar 98 HP. El trabajo conjunto de la transmisión manual de cinco velocidades es adecuado con o sin carga. Cuenta con sus-pensión independiente al frente y de eje rígido con resortes helicoidales detrás, y una puesta a punto más dura que la versión de dos volúmenes. Al igual que la Courier, la Pointer pick-up ya se encuentra disponible en todas las agencias VW de nuestro país.

El mercado mexicano de Pick-ups básicas o económicas es cada vez más completo.

Por su parte, General Motors no ha hecho ningún cambio a su Chevy pick-up. Esta se mantiene con las mismas características exteriores e interiores. Su línea se sigue viendo vigente a pesar de que las defensas son de color negro. La caja no cuenta con batea protectora de plástico, pero sí con diez puntos de anclaje para asegurar la carga. El cristal trasero es fijo y está protegido por una rejilla metálica. En el interior, los páneles de las puertas están forrados con la misma tela que los asientos; los descansabrazos, las jaladeras y el tablero son de plástico duro, lo que le da un buen acabado.

El diseño del tablero utiliza líneas redondas que van muy bien con el resto del vehículo. Los asientos son cómodos y de fácil ajuste, por lo que se puede encontrar una posición cómoda de manejo. La Chevy pick-up incorpora motor 1.6 litros de 4 cilindros y 78 HP, y es suficiente para permitirle un buen comportamiento tanto en ciudad como en carretera, aun con carga completa. La transmisión manual de cinco velocidades tiene recorridos regulares, aunque no es del todo precisa. Así que cualquiera de las tres opciones de pick-up compacta puede resultar muy buena. Depende de su preferencia en línea y la que más se adecúe a sus posibilidades en cuestión de precio.

Mecanica

Funcionamiento

Motores

[woo_product_slider id=”5965″]